Ansiedad: ¿Qué es?

La ansiedad te hace desear dejar de sentir, hace que tiembles, que te duela la cabeza, que el corazón te vaya a mil y que tu brazo te duela como lo que tú crees que es un infarto. El estómago te duele, se retuerce de una manera que nunca habías conocido, sube y baja, te avisa de que algo malo va a pasar aunque en realidad todo sigue más o menos igual. Tu cuerpo está rígido y te duele alguna parte como si la hubieras forzado en una maratón larguísima, pero la realidad es que vas del trabajo a casa y viceversa. Puede que desde hace tiempo, notes que el sexo es algo secundario para ti, a pesar de que sigues queriendo a tu pareja de la misma manera (¿Quién va a querer tener sexo teniendo una ansiedad casi paralizante?). El sueño (si quieres adquirir algunas pautas positivas para mejorarlo pincha aquí http://www.tupsicoterapiamadrid.com/habitos-saludables-para-dormir/) pasa a formar parte de tus conversaciones ya sea porque duermes pocas horas; porque te levantas cada poco; o porque las pesadillas son tan reales que prefieres despertarte a seguir dormido.

AnsiedadLa ansiedad es como una nube negra que se instala en tu mente. Te hace creer que eres raro, que nadie puede estar sufriendo como sufres tú. Te dice que eres inútil como adulto y que los demás tienen muchísimas más capacidades que tú. Te insinúa que no es posible que esa persona se fije en ti, porque si te ha mirado es porque tienes algo raro o tiene algún problema que tienes que averiguar. La preocupación continua por lo que ocupa tu mente hace que no te puedas concentrar y tengas muchos despistes, como puede ser olvidarte de apagar la luz del cuarto cada vez que sales o dejarte la plancha encendida sin querer. Esa nube negra se alimenta, a veces, de no saber qué va a ser de tu futuro si haces algún cambio en tu vida. Esta incertidumbre te impide seguir avanzando con ella, ya que si alguna vez piensas en cambiar de trabajo, de novio o de vida, la nube negra te avisa del terrible error que estarías cometiendo.

Las relaciones se hacen más costosas porque sientes que nadie te puede llegar a comprender. La irascibilidad (este artículo te ayudará a comprender más sobre la misma http://www.tupsicoterapiamadrid.com/trabajar-la-irritacion/) te posee, pero a la vez sueles tener tanto miedo a cualquier conflicto que no dices nada. No consigues expresar cómo te sientes, o decir lo que quieres, y eso te corroe por dentro. Tienes bloqueos verbales, y se te olvidan palabras que suelen ser normales en tu vocabulario, pero que ahora no puedes traer a la punta de la lengua.

TERAPIA ADULTOS RELAXLa ansiedad es todo esto y mucho más, pero también es algo que se puede aprender a manejar con la terapia cognitivo-conductual. No dejes pasar los días, no creas que es mejor intentar hacerlo solo, porque pienses que utilizar la ayuda de un psicólogo significa que no puedes hacerte cargo de ti mismo. Contar con un profesional de psicología, te servirá para aprender a modificar tus pensamientos, descubrir la relajación, manejar tus emociones, crear relaciones más sanas y saber que tú puedes cambiar cómo vives las situaciones.

¡Gracias por leerme!