Asertividad: Un buen estilo comunicativo

Es muy importante, a la hora de comenzar el entrenamiento psicológico en asertividad, identificar los tres estilos básicos en toda conducta que se da en un ámbito interpersonal.

Conductas del estilo agresivo

Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa

Los ejemplos típicos de conductas identificadas con este estilo son las peleas, acusar a los otros, las amenazas y culpar a los demás de tus problemas. Es decir, todas aquellas actitudes que conlleven agredir a los demás sin tener en cuenta sus sentimientos. Esta conducta tiene la única ventaja de que el resto de personas no suele “pisotear” a la persona agresiva. Aunque la gran desventaja es que, normalmente, esta persona suele ser evitada por los demás al no poder tener con ella conversaciones tranquilas.

Conductas del estilo pasivo

Una persona tiene estilo pasivo cuando deja que los demás se aprovechen de ella por miedo al rechazo, cuando no defiende sus intereses y cuando deja que los otros la manejen sin importar lo que piense o sienta. Actuar de manera pasiva tiene la ventaja de que muy pocas veces se tiene el rechazo directo de otras personas. Por otro lado la desventaja es que se suelen aprovechar de tu dificultad para decir no, y esto provoca que se acumule resentimiento al no expresar las necesidades propias.

Conductas del estilo asertivo

Las personas que manejan la asertividad son las que defienden sus propios intereses, expresa sus opiniones libremente http://www.tupsicoterapiamadrid.com/principios-de-comunicacion/ y no permiten que los demás se aprovechen de ellas. Además, al no sentir que tienen que “guerrear” o “bajar la cabeza” para conseguir sus objetivos son más consideradas con la forma de pensar y sentir de los demás. Utilizando la asertividad dejan de ser necesarias herramientas como la docilidad extrema, el ataque verbal o el reproche; ya que son formas inadecuadas para solventar los problemas.

Evalúa como reaccionas cuando alguien te lleva la contraria, cuando hay algo que no te gusta, cuando alguien hace algo que te molesta, cuando tu mujer no responde como quieres, etc. Si sientes que no estás respondiendo como te gustaría o tienes problemas con las personas de tu alrededor, no dudes en resolverlo.

¡Gracias por leerme y si quieres cambiar tu estilo comunicativo y descubrir la asertividad ponte en contacto conmigo!