Los problemas en las relaciones de pareja o en cualquier relación entre humanos se suelen producir por falta de comunicación o porque se producen errores en ella, como no ser empático, expresar las propias opiniones como si fueran verdades universales, hacer inferencias o interpretaciones sobre lo que piensa o siente la otra persona y, lo más importante, ver solo únicamente el lado negativo de la otra persona, porque se están viviendo conflictos en pareja.

En terapia psicológica se trabaja con diferentes técnicas psicológicas, propias de la terapia cognitivo conductual, para conseguir que se solucionen las diferencias entre ambos y se potencien las fortalezas de la pareja y una de ellas consiste en poner en marcha “Los cinco secretos de la comunicación eficaz” de David Burns, psicólogo americano autor de varios libros de biblioterapia.

Habilidades de escucha

  • La técnica del desarme: Normalmente, cuando tenemos problemas de pareja, todo lo que nos dice el otro lo consideramos negativo porque estamos llevando a cabo errores cognitivos producidos por el enfado. Por mucho que nos cueste reconocerlo siempre es posible ver algo de verdad en lo que nuestra pareja nos están contando, aunque de primera no lo parezca. La terapia de pareja os ayudaría a ver esa verdad.
  • La empatía normalmente se identifica con la frase “ponerse en los zapatos del otro” pero la realidad es que la empatía es preguntar escuchar al otro sin juzgar, sin decir lo que harías tú, simplemente preguntarle lo que necesita en ese momento, en que desea que le ayudes o si únicamente quiere que le escuches. En psicología se hace un gran trabajo de las emociones.

Habilidades de autoexpresión

  • Expresar nuestros sentimientos o afirmaciones del tipo “Siento que”: Esta habilidad que puede adquirirse en terapia consiste en emplear en las discusiones afirmaciones del tipo “Siento que”, como por ejemplo “Me siento triste” o “Me siento cansado” sustituyendo a las expresiones que solemos utilizar cuando existen conflictos en pareja que son parecidas a “Me estás haciendo sentir mal” o “Eres culpable de cómo me siento”. La realidad es que cada uno de nosotros somos responsables de nuestras emociones y de intentar expresarlas correctamente.
  • Las caricias: Consiste en hacer el esfuerzo de encontrar algo positivo de la otra persona aunque estéis enfadados o en plena discusión. Esta habilidad ayuda a la comunicación porque transmitimos una actitud de respeto y hacemos ver a la otra persona que a pesar de estar discutiendo somos capaces de ver alguna de sus características positivas.

Así pues, tienes la capacidad de modificar tus estrategias comunicativas y aprender a comunicar eficazmente. Si quieres hacerlo no dudes en acudir a terapia psicológica llamando al 605938878 o escribiendo a info@blancadelamo.es.