Ejercicios para ser más feliz día a día- Blanca de Lamo, Psicóloga en Prosperidad, Madrid

Ejercicios para ser más feliz día a día

La felicidad no es un continuo. La felicidad son momentos que nosotras podemos crear y potenciar cada día, intentando no basar nuestra vida en una utopía y sí en aprovechar los recursos de los que ya disponemos. La psicología ha intentado descifrar la fórmula que nos puede ayudar a alcanzar la felicidad y se ha llegado a ciertas conclusiones que quiero mostrar en este artículo ¡Vamos allá! Os damos ejercicios para ser más feliz día a día.

Modifica tus pensamientos para ser más feliz

La tendencia de aprendizaje hace que la mayoría de las personas tengamos pensamientos negativos. O por lo menos que nos cueste muchísimo pensar en adaptativo, valorando tanto lo que nos genera malestar como bienestar. Intenta hacer un registro de los pensamientos más habituales que tienes en un día cualquiera. Seguro que haciendo esta tarea te das cuenta de que hay mucho que cambiar, así que no dudes en intentar buscar algunos pensamientos positivos que te ayuden a hacer tu vida más llevadera.

Agradece continuamente, te hará ser más feliz

Vivir llenando nuestra vida del sentido de gratitud hace que podamos sentirnos más felices. Si durante tu vida has estado pensando en lo que te falta, o en lo que no te dan, el sentido de tu felicidad está perdido. He encontrado que los momentos de felicidad consisten en ser conscientes de lo que tenemos, de lo que nos suma en la vida. En vez de centrarte en lo que los demás no hacen por ti, piensa lo que sí, dándole la importancia que conlleva.

Ten curiosidad y… aprende

Mantenerte siendo un constante estudiante es uno de los mejores ejercicios para potenciar la felicidad, y no estoy hablando de educación reglada, pero sí de vivir buscando conocimiento sobre las áreas que te interesan: naturaleza, arte, cine o lo que desees, pero siempre aprendiendo. Las personas que viven aprendiendo tienen más posibilidades de sentirse en equilibrio, porque tienen modos diferentes de distraerse y encontrar sosiego.

Realiza actividad física para alcanzar la felicidad

La mente es una de las claves para alcanzar la felicidad, pero lo que hagamos con nuestro cuerpo también influye. El deporte hace que se generen hormonas relacionadas con el bienestar, y también que las conexiones neuronales sean más efectivas. No hablo de tener que estar metida en el gimnasio si no te apetece, pero sí buscar el que te haga sentir bien e incluso te divierta. Kenpo (arte marcial), CrossFit (entrenamiento de alta intensidad) o ballet (danza clásica), cualquier opción es válida para incluir una dinámica que te lleve a pensar «¡Me siento feliz!«.

Saca provecho de tus fortalezas

Estudiando sobre disciplina positiva me he dado cuenta de que nos han educado para fijarnos en lo que no sabemos hacer, en vez de lo que sí que podemos desarrollar con mayor facilidad. Estoy aprendiendo que la clave de la felicidad es ver los errores como una oportunidad para aprender sobre la vida. Todas  nuestras características pueden ser funcionales en nuestro día a día, por lo que es ideal que intentes ver para que te ayudan y darles un sentido en tu vida.

¡Gracias por leerme!