Una de las razones por las que no acudo a un profesional es porque seguro que la terapia no es fácil y tengo que esforzarme. ¿Es así?

El esfuerzo es la clave de la terapia. El cambio no ocurre sin más y llega cuando tú te comprometes y pones en marcha las estrategias aprendidas, adaptándolas a las situaciones que más te preocupan. Todos podemos cambiar y conseguir lo que queremos pero, si no ponemos de nuestra parte, el terapeuta no podrá realizar su trabajo y la terapia no tendrá la máxima efectividad.

¿Cuánto dura una terapia? ¿Es la terapia siempre larga?

No, la realidad es que no siempre es larga. La terapia depende de muchos factores, como si hay más de un problema o si lleva produciéndose mucho tiempo. Lo que sí es importante es resaltar que la terapia será eficaz si la persona está dispuesta a colaborar y trabajar por su cambio, ya que es quien tiene que poner en marcha las estrategias que el psicólogo le proporciona. Fijar un tiempo concreto o darse prisa por intentar solucionar los problemas solo puede provocar que la terapia no se realice adecuadamente.

Durante mi actividad profesional, ha habido clientes que han solucionado sus problemas en unas pocas sesiones y algunos que han necesitado más tiempo.

Quiero dar el paso pero me gustaría saber qué tiempo requiere y cuántas veces tengo que acudir a tu consulta.

Las sesiones suelen ser, al principio, una vez a la semana, aunque si el caso es muy grave, determinaremos una mayor frecuencia. En el momento que los objetivos terapéuticos se  vayan cumpliendo y haya una mejoría evidente, las sesiones se irán espaciando, primero quincenalmente y después mensualmente hasta que se produzca el alta.

¿Cuál es la duración de una sesión?

Las sesiones duran una hora,  y en el caso de la terapia de pareja la duración es de una hora y media.

¿Es posible el cambio?

Nuestro lema es “Vas a conseguir el cambio”, así que por supuesto la respuesta es sí. Es importante tener en cuenta todas las variables que interfieren en la vida de las personas pero siempre, si queremos, podemos incluir cambios en nuestra vida que nos ayuden a vivirla de manera más adaptativa.

¿Se pueden producir recaídas?

Sí, se pueden producir recaídas, pero la razón será el no estar llevando a cabo las estrategias aprendidas en terapia. El empezar de nuevo a utilizarlas e incluso acudir a terapia para refrescar lo aprendido hará que la persona retome el control de nuevo. El objetivo principal es que no haya recaídas pero en el caso de que las hubiese, ¡siempre contarás con mi apoyo!

Hay algunos temas que son muy privados y, sí, confiaría en un especialista pero…¿Es un proceso confidencial?

El proceso terapéutico que se crea entre psicólogo y cliente se fundamenta en una relación de confidencialidad que se basa en el código deontológico del psicólogo y en la Ley de protección de datos (LEY ORGÁNICA 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal).

Lo he leído alguna vez en tu web y no termino de comprender el significado de cognitivo conductual. ¿Qué es?

La terapia cognitivo conductual considera de vital importancia trabajar la relación que hay entre nuestros pensamientos o creencias, que se transforman en emociones o sentimientos, los cuales impulsan nuestras conductas y reacciones. Los terapeutas cognitivo conductuales trabajan identificando estas tres áreas y los problemas que se están dando en las mismas, para luego trabajar con el fin de modificarlas para que lleguen a ser adaptativas o funcionales, y no interfieran negativamente en nuestra vida. Esta orientación psicológica está validada empíricamente y se ha demostrado su eficacia por encima de otro tipo de terapias, aunque al final la persona es la que decide qué tipo de terapia quiere recibir y con cuál se siente más cómoda.