necesidades emocionales

¿Cómo comunicar tus necesidades emocionales?

La comunicación emocional  es una de las habilidades sociales que más paz puede traer a tu vida. Genera bienestar y relaciones mucho más positivas. Aunque en el día a día las personas no están muy acostumbradas a comunicarse emocionalmente, sino a opinar sin aportar ninguna emoción, sí pueden obtener herramientas que sean útiles para poder gestionar mejor las emociones.

Desde la infancia, es necesario crear entornos donde haya empatía, asertividad y armonía emocional, para que haya un progreso en la sociedad. 

Según Joseph Durlak, las habilidades emocionales son herramientas que hay que usar en la vida. Lo resumió en combinar el aprendizaje emocional procedente del entorno familiar, escuela o sociedad junto con el desarrollo emocional del propio individuo. Quién sea capaz de dominar cualquier habilidad emocional será capaz de rendir mucho mejor en un trabajo, colegio o en las relaciones personales.

En cuanto a la sexualidad, las mujeres se comunican de una forma más emocional que los hombres. Cuánto más pasan los años el sexo femenino lo practica inconscientemente mucho más. Al contrario pasa con los hombres, quienes lo exteriorizan menos cuando crecen.

¿Y por qué es tan importante comunicar las necesidades emocionales?. No es una tarea nada fácil. 

La importancia de la comunicación emocional

En muchas ocasiones tienes la necesidad de decir para que la otra persona sea consciente de cómo te hace sentir. Aunque el miedo, la vergüenza o el enfado generan que una situación no salga bien y en la siguiente ocasión tiendas a callar por no generar otra situación similar. Pero expresar las propias emociones de forma adecuada ayuda a que uno se sienta mejor consigo mismo y a que mejoren sus relaciones personales.

    1. Evitar conflictos. La gente no podrá criticar lo que dices ni tirar por tierra tus argumentos ni opiniones porque parten de tus emociones y sensaciones.
    2. Empatizar más con otras personas. Te das a conocer de una forma mucho más rápida y al generar confianza atraerás más a la gente.
    3. Sincerarte y abrirte mucho más con los demás. Así con la persona que hables copiarán inconscientemente la forma de expresar tus emociones.
    4. Justificar más tus actos. Para que los demás entiendan porqué haces las cosas que haces, ya que es una forma de justificar tu comportamiento.

Formas de comunicar tus necesidades emocionales

Las claves para comunicar tus necesidades emocionales parten de la manera en que uno es capaz de fortalecer sus propias emociones. Conocerse a uno mismo, aprender a canalizar emociones y desarrollar las habilidades de comunicación.

El primer paso para poder comunicar una necesidad emocional es reconocer la emoción que genera (tristeza, alegría, enfado, asco, miedo, desprecio o sorpresa), y después:

  1. Expresar de forma subjetiva. Los hechos no hay que describirlos como si fueran objetos. Hablar desde el punto de vista de uno mismo sin dar por hecho algo es la manera correcta de comunicación asertiva. Verbos como sentir, creer, pensar, opinar y parecer son necesarios para poder mostrar tus propios sentimientos y que nadie ponga en tela de juicio tu propia opinión.
  2. Utilizar verbos emocionales. Las emociones se contagian por tanto lo mejor es siempre hablar desde ti a la vez que expresas las emociones que quieres contagiar. Utilizar verbos emocionales positivos como ilusionar, amar, apetecer,  entre otros, logras contagiar a los demás con sentimientos positivos. Añadir un poco de humor para que a los demás les transmitas buen rollo nunca está demás.
  3. Describir comportamientos y no personas. De esta forma serás más persuasivo y evitarás conflictos. Cuando te refieras a un hecho en sí, sin tener que hablar de alguien en concreto, podrás expresar lo que quieras de una forma mucho más libre y sin que se genere ningún problema.

 

Vivimos en una sociedad en la que es necesario crear entornos felices y productivos. Rodeados de grupos sociales que se han de comprender y cuidarse. Cada uno hemos de comprometernos y aportar nuestro grano de arena para hacer de este mundo un lugar más empático. Entender mejor las emociones se resume en calidad de vida.

 

 

¡Gracias por leerme!

Beatriz Reguera Alvarez

Psicóloga en Tu Psicoterapia Madrid