complejo de inferioridad

Cómo detectar el complejo de inferioridad en una persona

A veces nos encontramos con personas que hacen que nos sintamos inseguros y, sin embargo, hay otras que nos hacen sentir que estamos vivos y que somos capaces de realizar cualquier logro. Esto va a depender del nivel de seguridad que tenga una persona con ella misma.

En general la gente que te hace sentir bien tiene mucha más seguridad en sí misma que las personas que te hacen sentir peor. Estas últimas, esconden sus miedos casi siempre para proyectar otra imagen lejos de la realidad.

Es difícil darte cuenta si una persona es segura o no, pues pensamos que tienen todo lo que uno puede desear a nivel emocional.

Pero yo te voy a hablar de los signos que delatan a una persona insegura.

Detrás de las mil capas y escudos que la persona se pone encima, hay lo que Alfred Adler llamaba complejo de inferioridad. Se trata de un pensamiento o idea distorsionada que tenemos de nosotros mismos. Creyendo que somos inferiores al resto y, por tanto, no somos merecedores de que nos pasen cosas buenas. Esto es característico del trastorno de personalidad narcisista, pues quien lo sufre busca constantemente aumentar la autoestima. Necesita reafirmar sus cualidades.

El origen del complejo de inferioridad es la baja autoestima. La infancia y adolescencia son etapas claves para determinar una autoestima sana o no, dependiendo de las experiencias negativas o positivas que hayamos vivido. El acoso escolar, por ejemplo, es una situación en la que la víctima cree ser merecer todo lo que le pasa hasta el punto de suicidarse tras no poder más con la tortura diaria.

Signos que delatan a una persona insegura

 

  • Las personas inseguras intentan hacer que tu te sientas insegura. Hay gente que te recuerda tanto sus virtudes que hacen que te sientas mal contigo mismo y que cuestiones tu valía. Pero piensa que cuando empiezas a sentirte inferior seguramente sea porque la otra persona esté proyectando sobre tí sus inseguridades.
  • Necesitan mostrar sus logros. Las personas inseguras necesitan reafirmar que su vida es perfecta  y que lo hacen todo bien para convencerse de sus virtudes y, por tanto, sus valores.
  • Hablar de la humildad con mucha frecuencia. Una de las cosas que delata a una persona es cuando alardean o se regocijan de la humildad. Lo hacen para hacer sentir a los demás inferiores y, es obvio, que quieren hacerse notar.

  • Quejas de que las cosas no son suficientemente buenas. Las personas inseguras se ponen metas muy altas. Suelen ser demasiado perfeccionistas. Buscan la perfección, metas que no van a poder realizar. Con ello buscan notoriedad y prestigio.

Ahora quiero que reflexiones sobre cómo te sientes tú y cómo se sienten los demás, y que herramientas utilizan o cómo actúan para conseguir sus objetivos. ¿Te sientes inferior a ellos?. Analiza las situaciones que te generan malestar y bienestar, y piensa si tu no eres merecedor al igual que otras personas a conseguir algo o si te sientes inferior. A veces pensamos en cosas negativas y quiero dejar clara una cosa, son sólo pensamientos y estos se pueden modificar. Podemos aprender a sentirnos valiosos y no inferiores, porque los pensamientos son muy poderosos.

¡Gracias por leerme!