Productividad. Cómo mejorarla y trabajar menos

Cómo mejorar la productividad y trabajar menos

 La productividad personal es la capacidad de organizar el tiempo y la energía en la unidad de trabajo. Según Steve Pavlina, uno de los autores más importantes del desarrollo personal, la productividad= valor/tiempo.  No siempre se saca el partido que nos gustaría. En todo momento deberíamos saber qué hacer, en qué orden y de qué manera para aumentar la productividad. Estableciendo prioridades tendremos más tiempo libre.

 ¿Cuál será el secreto de emplear las mismas horas y producir el doble?

La solución es saber organizarse adecuadamente. Dejar malos hábitos y aprovechar el tiempo al máximo. De esta manera no te sentirás agobiado y rendirás mucho más y mejor.

| Consejos básicos para mejorar tu productividad

  • Descansar y madrugar. Lo fundamental para poder rendir es descansar para estar con la energía cargada al día siguiente. Se aconseja dormir entre 7 u 8 horas. Se dice que a quién madruga dios le ayuda y está más que comprobado que una persona que se levanta muy temprano cuando llega la media mañana ya ha desempeñado un montón de tareas. Esta hora es ideal para planificar puesto que es un momento del día en el que menos gente te molesta.

  • Organiza tu agenda. Planificar es la clave de la buena organización. O bien dejarlo preparado a última hora del día anterior o al madrugar organizar la jornada de ese día. Importante priorizar tareas para no divagar y perder el tiempo en cosas que no nos corre prisa hacer. Tacharlas una vez que las vayas realizando sería  fundamental. Aconsejo usar las herramientas con las que más cómodo te encuentres, ya bien sea papel o digital. ¡Aprovecha y haz uso de las app digitales!. Te avisan de tus cometidos cada cierto tiempo.
  • Priorización de tareas. La pereza es la falta de ganas de hacer cosas y por eso hay que acabar con ella. Hacer una lista de tareas, y hacer primero aquellas que más te desagradan o más pereza te den, para sentirte a lo largo del día más aliviado sin estar recordando todo el tiempo todo aquello que tienes que hacer.

  • Aprende a delegar. Si estás en una empresa dónde haya gente a tu cargo, tienes que aprender a soltarte de tareas. Consigue quitarte de tu mente que si no haces tu las cosas no saldrá adelante. Trabaja con tu equipo, delega tareas en ellos y valorarlos para mayor productividad.

  • Revisar constantemente el correo. Ponte como tarea cada hora y media o dos horas revisar el correo o cualquier aplicación de mensajería para que no se acumulen mensajes, y los spam no te invadan, y para no perder el hilo de las cosas que estés haciendo mirando cada dos por tres los mensajes que te envían. ¡Aprende a controlar los ladrones del tiempo!

  • Trabajar en bloques. Trabajar en bloques e incluir descansos es la manera más cómoda para desconectar algunos instantes y retomar con energía la próxima actividad. Aprovecha los descansos que te corresponden o si puedes tu elegir escoge unos 15 minutos para recuperar fuerzas.

Para lograr mayores y eficaces resultados es imprescindible aumentar la productividad. A veces por falta de herramientas y otras por mala gestión del tiempo. Enfocarnos de una manera eficaz en las actividades que hemos de desarrollar es la clave. Factores que influyen como la desmotivación influyen a la hora de postergar tareas y perjudican nuestra salud. Así que cuando sientas que te hace falta aumentar la productividad, y que el retrasar tareas te genera ansiedad o estrés, comienza por estos consejos y tendrás la solución al malestar que sientes.

¡Gracias por leerme¡