Las sincronicidades

Las Sincronicidades: Casualidades o Señales del Universo

Estoy segura que en más de una ocasión has experimentado coincidencias de hechos o encuentros fortuitos que no le das importancia pero que te han parecido llamativos y curiosos. Piensas de repente en alguien que no ves en años y te lo encuentras justo esa semana o tienes la sensación de que te persigue un número o una letra. Hay ejemplos fascinantes de casos que son interpretados como `señales´de la vida.

Este fenómeno se llama Sincronicidad y fue acuñado por el psiquiatra Carl Jung tras colaborar con Wolfgang Pauli, padre de la mecánica cuántica, en la publicación del libro `Sincronicidad como principio de conexiones acausales´.

Las sincronicidades

Para Carl Jung las sincronicidades se dividen en tres categorías:

  1.  Son el resultado de la coincidencia de una realidad interna como puede ser un sueño o un sentimiento, con una externa, recibir una llamada. 
  2. Visión sobre algo y acontecimiento que sucede lejos de allí (soñar con un accidente  de una persona que ocurre en la realidad).
  3. Tener una imagen sobre algo que acontece en el futuro.

Se dice que las sincronicidades suceden más a menudo durante momentos de crisis vitales, periodos de transición o cuestionamientos personales. Y son acogidas por pensamientos orientales, es decir, pensamientos relacionados con la intuición, y no por pensamientos racionales.

Aunque es un fenómeno sin fundamento científico si es una forma de pensar predominante actualmente en muchas culturas como la china, con la filosofía taoísta o budista , la india, con la espiritualidad hinduista o, incluso, indígenas, que conciben un universo interconectado e interdependiente.

Por tanto, el pensamiento oriental sostiene que todos los elementos del universo están vinculados entre sí y forman una unidad. Cada elemento posee una cualidad particular y es el espejo de un principio subyacente o algo superior.

En la Grecia antigua ya varios filósofos hablaban de ello como Pitágoras de la armonía de todas las cosas y Heráclito quién establece que el mundo estaba gobernado por un principio de totalidad.

 ¿Cómo desarrollar la intuición para captar las sincronicidades?

 

Como bien habéis leído, la intuición juega un papel fundamental a la hora de prestar atención a las sincronicidades. Por eso es necesario desarrollar y trabajar la observación y la atención.

Vamos a ver cómo podemos empezar a descifrar los mensajes que nos envía el universo.

  • Apunta en una libreta todas las ideas, pensamientos, acontecimientos, frases significativas que te llamen la  atención, sueños que has tenido o proyectos que tienes en mente. Después de un tiempo leelo y quizás veas coincidencias de números, símbolos, nombres o conceptos que se repitan.
  • Tienes que entrenar la capacidad de observación para ello te propongo un simple ejercicio. Sentarte en un banco de tu ciudad y observar todo lo que sucede alrededor. La gente que pasa, los sonidos, olores que percibes, los olores, los coches, etc, y anótalo en tu libreta. Después leelo y mira si existe alguna coincidencia.
  • Cuando llegue la noche, repasa tu día. Todos los detalles y acontecimientos en orden cronológico, y anótalos de nuevo en la libreta. Además, trata de resumir tu día en una palabra. Da igual si es un color, un nombre de ciudad o el nombre de una canción. Y  después acuéstate. 
  • Presta atención cuando te olvidas de un nombre, cuando te dejas el móvil o cualquier otra cosa en casa de alguien. Todo estos errores, como bien decía Sigmund Freud, pueden ser reveladores para nosotros. Que tengamos algo anclado en nuestra mente. Debemos descubrir si los lapsus tienen algún mensaje para nosotros.
  • Abre un libro al azar y busca una posible interpretación. Practicar el arte de `adivinación´ a través de los libros puede ser útil para descubrir mensajes. Hemos de estar pendientes cuando de repente se cae un libro de una estantería, se abre por una página determinada o si sobresale de ella.

¡Gracias por leerme!