trastorno de estrés postraumático

¿Qué es el Trastorno de Estrés Postraumático?

El  trastorno de estrés postraumático, también conocido como TEPT, surge en una persona tras experimentar un hecho impactante o peligroso. Aparece el sentimiento de miedo cómo respuesta ante una situación traumática. La mayoría de personas experimentan diferentes reacciones pero superan los síntomas rápidamente. Sin embargo, aquellas que continúan con síntomas a largo plazo son diagnosticadas con trastorno de estrés postraumático.

El estrés postraumático puede aparecer a cualquier edad en cualquier persona, aunque no hayan experimentado ninguna situación que les pueda producir un trauma. Se sienten, constantemente,  asustadas y con un nivel alto de estrés. Son más propensas las mujeres que los hombres a desarrollarlo, según el Centro Nacional para el Trastorno por Estrés Postraumático, y se verán afectados debido a factores biológicos o acontecimientos traumáticos que experimenten.

¿Cuáles son los síntomas del trastorno por estrés postraumático?

 

Para que una persona pueda ser diagnosticada con trastorno por estrés postraumático, los síntomas suelen aparecer tres meses después del incidente postraumático, aunque algunas veces surgen más tarde. Duran más de un mes y tienen que interferir negativamente en la vida laboral o personal de un individuo.

Este trastorno tiene una durabilidad de unos seis meses, aunque algunas personas siguen experimentando síntomas al año y también, puede ir acompañada de ansiedad o depresión.

Los síntomas más comunes serían:

  • Síntomas de recuerdos intrusivos. Se revive mentalmente el acontecimiento traumático, sueños recurrentes o pensamientos angustiantes acompañados con síntomas físicos, como palpitaciones o sudoración.
  • Síntomas de evasión. Mantenerse alejado de todo lo que haga revivir el acontecimiento traumático, tanto de pensamientos como de lugares u objetos.
  • Síntomas de hipervigilancia y reactividad. Las personas pueden estar en guardia, en tensión o habitualmente nerviosas. Además, de no conciliar bien el sueño y experimentar sentimientos de ira o agresividad tras sentirse irritados.
  • Síntomas cognitivos y el estado de ánimo. El individuo experimenta pensamientos negativos sobre él mismo y emociones negativas como ira, culpa tras el acontecimiento traumático o vergüenza. Esto le lleva a aislarse socialmente (familiares o amigos), a perder el interés con respecto a ciertas actividades o a sentirse feliz.

 

 ¿Qué factores influyen?

 

No todas las personas experimentan trastorno de estrés postraumático ante una situación alarmante o peligrosa. Influyen muchos factores, unos que aparecen durante y tras la situación traumática y otros que cobran importancia antes de que se haya experimentado.

  • Factores de riesgo. Son factores que aumentan la probabilidad de sufrir trastorno de estrés postraumático.
  • Traumas infantiles
  • Ver fallecer a alguna persona 
  • Sentir miedo extremo
  • No contar con apoyo social
  • Tener familiares con enfermedades mentales
  • Factor de resiliencia. Estos nos ayudarán a reducir la probabilidad de sufrir trastorno de estrés postraumático.
  • Buscar apoyo y, por tanto, ayuda en familiares, amigos o gente cercana.
  • Encontrar herramientas o alguna estrategia para afrontar un acontecimiento traumático.
  • Estar preparado ante situaciones peligrosas, y responder de la manera más eficaz.

Si experimentas algún síntoma de trastorno de estrés postraumático no dudes en consultarnos. La psicoterapia es un tratamiento utilizado para ayudar a identificar y cambiar emociones, pensamientos y comportamientos problemáticos.  ¡Qué no vaya a más!

 

 

¡Gracias por ayudarme!