ataques de pánico

¿Qué son los ataques de pánico y cómo tratarlos?

Los ataques de pánico son episodios de ansiedad intensa que se dan de repente y van acompañados de síntomas. Pueden durar entre unos 5 y 20 minutos, aunque pueden permanecer horas. Además, pueden variar dependiendo de la persona.

Son episodios que generan miedo intenso. Al acelerarse el ritmo cardíaco y, acompañado de éste, la respiración, piensas que vas a sufrir un infarto cardíaco o que tienes problemas respiratorios.

Aunque son situaciones demasiado angustiosas, no sufres peligro alguno y no necesitas ir al hospital.

¿Quiénes son propensos a sufrir ataques de ansiedad?

  • Quiénes consumen drogas y alcohol
  • Aquellos que sufren problemas en sus relaciones de pareja.
  • Los que pierden la libertad de ir sólos a cualquier lugar.
  • Aquellas personas que son poco productivas en su trabajo diario, o por el contrario están desempleados.

| Síntomas y causas de los ataques de ansiedad

 

Los ataques de ansiedad van acompañados de síntomas físicos. Cada persona puede experimentar diferentes síntomas y los más complejos implican varios. Algunos de los síntomas son:

  • Hiperventilación o falta de respiración.
  • Palpitaciones o frecuencia cardiaca acelerada.
  • Convulsiones.
  • Sudoración.
  • Dolor en el pecho.
  • Entumecimiento o cosquilleo de ciertas zonas.
  • Mareos.
  • Náuseas.
  • Miedo intenso a la muerte.
  • Sensación de ahogo.

| ¿Qué es lo que causa los ataques de pánico?

 

Los ataques de pánico se basan en mecanismos naturales que se activan cuando hay un peligro acechando. Necesitamos `huir o luchar´. El cuerpo segrega adrenalina, acelerando la respiración y la frecuencia cardiaca. Como resultado, tendremos más oxígeno y seremos más rápidos y fuertes.

El miedo es el desencadenante de todos estos mecanismos que vienen integrados en nuestro organismo. Fobias, problemas emocionales, estrés y depresión, trastornos obsesivos compulsivos, ansiedad social, antecedentes genéticos pueden ser la causa de los ataques de pánico aunque no es algo concreto.

 | Cómo tratar y prevenir los ataques de ansiedad

Para tratar los ataques de ansiedad es fundamental acudir al psicólogo o psiquiatra, que son los profesionales que les indicarán el tratamiento a seguir o, en el caso del psiquiatra, los medicamentos que han de tomar (antidepresivos o ansiolíticos).

Aunque hay pacientes que evitan situaciones que les generan mucha ansiedad o que las asocian con ataques de pánico, no es del todo saludable, pues la causa hay que identificarla porque es lo que realmente provoca esos episodios estresantes.

Para ello, la terapia cognitivo-conductual es muy útil para identificar esas causas. Se trata de una herramienta que utilizan los psicólogos para que el paciente tome conciencia de los pensamientos negativos e intrusivos que tienen frecuentemente. El resultado final es que podrán ver claramente las situaciones que les afectan con mayor claridad y obtendrán una respuesta mucho más efectiva.

 

 

¡Gracias por leerme!