asertividad en niños

Cómo enseñar asertividad en los niños

La asertividad es una habilidad social imprescindible para forjar una autoestima sana, nos ayuda a establecer relaciones sociales saludables y propicia una comunicación positiva con los demás.
Las habilidades sociales no son innatas, sino aprendidas. Por ello, como padres y profesionales de la psicología, tenemos la labor de enseñárselas a nuestros hijos. Pero… ¿Qué es exactamente la asertividad y cómo podemos trabajarla con nuestros hijos? Cómo enseñar asertividad en niños, a continuación.

¿Qué es la asertividad?

La asertividad es un estilo comunicativo con el que podemos expresar lo que pensamos, sentimos o deseamos de una manera amable y franca, respetándonos a nosotros mismos y a los demás, con el objetivo de solucionar el problema de inmediato o minimizar problemas que puedan presentarse.

¿Por qué es importante ser asertivo?

La asertividad cae justo en medio entre la pasividad y la agresividad. Por lo tanto, si no aprendemos a comunicarnos de manera asertiva utilizaremos el estilo pasivo (nos sometemos a los demás, no somos capaces de decir no, priorizamos las necesidades de los demás a las nuestras, no podemos defendernos y poner límites) o bien, el estilo
agresivo (al expresarnos herimos física, verbal o emocionalmente al otro, no le respetamos ni tenemos en cuenta sus opiniones, sentimientos y deseos y dañamos nuestros vínculos afectivos).
Sin embargo, el estilo asertivo nos permite expresarnos sin agredir ni ser agredidos, defender nuestros derechos respetando los de los demás, ser capaces de poner límites y decir no, dar nuestras opiniones siendo tolerantes con los demás, mantener vínculos afectivos saludables y forjar los cimientos una sana autoestima.

Consejos para enseñar asertividad a los niños

  • Sé un ejemplo: Los niños aprenden mediante el ejemplo. Así que presta mucha atención a tu forma de comunicarte con ellos y resolver conflictos. Para ello, pregúntate: ¿cómo hablas a tus hijos? ¿cumple las características expuestas en el estilo asertivo? ¿tienes en cuenta sus sentimientos, opiniones y deseos o vuestra relación se basa en yo mando y tú obedeces?
  • Genera un ambiente de comunicación: Es importante que los niños sepan que pueden expresar en casa lo que sienten, lo que les pasa y los conflictos que puedan tener. Para ello, escúchales atentamente cuando te cuenten algo, no les cortes, no les juzgues y no regañes. No escondas tus propias emociones, cuéntales cada día cómo te has sentido y cómo lo vas gestionando. Esto les invitará a expresar sus propias emociones y aprenderán formas de gestionarlas.
  • Enséñales a hablar desde el respeto: Todo puede expresarse, pero siempre, desde el respeto. Si vemos que se expresan de forma inadecuada, les ayudaremos a buscar formas más adecuadas de decirlo y lo ensayaremos con ellos mediante role play. Siempre sin reproches, están aprendiendo y necesitan cariño, ayuda y comprensión.
  • Solución de conflictos: Enséñales a negociar y a ceder. Negociar con ellos es enseñarles una habilidad que les va a ser muy útil durante toda su vida. Además, al negociar les trasmitimos que nos importan sus opiniones, sentimientos y deseos. Aquí es importante hablarles de empatía, para que puedan tener en cuenta nuestras opiniones, deseos y sentimientos. Y así, podremos negociar, ceder por ambas partes y llegar a acuerdos.
  • Enséñales a decir no: Ayúdales a tener su propio criterio, a no someterse a la opinión de los demás, explícales que pueden decir “no” cuando algo no les guste o no les apetezca. Si tú respetas sus “no”, ellos aprenderán que son legítimos y que puede expresarlos y fiarse de sus sensaciones. Tenemos que encontrar el equilibrio entre ponerles límites claros y firmes y permitir que se desarrollen como los seres independientes a nosotros que son.

Espero que este texto os haya servido para ser un poco más conscientes de la importancia de trabajar la asertividad con los niños y que os sean útiles los consejos. Si encontráis dificultades a la hora de ponerlos en práctica, no dudéis en contactar con nosotras y os ayudaremos a resolverlas de manera individual.

Beatriz Reguera Álvarez
Psicóloga sanitaria en Tu Psicoterapia Madrid