coronavirus con niños

Coronavirus y los niños: ¿Cómo ayudarles psicológicamente?

La crisis sanitaria que estamos viviendo actualmente en muchos países, y que obliga a las familias a aislarse en sus viviendas, está poniendo a prueba las relaciones familiares. 

La combinación de trabajo, niños sin colegio, y abuelos como población de riesgo, es un auténtico desafío para la sociedad. Sin embargo, a pesar de las dificultades, estos días pueden brindarnos la oportunidad de conectar de una forma especial con nuestros hijos. Es el momento de trabajar en familia, establecer pactos, expresar miedos y poner en marcha estrategias de cooperación, solidaridad y empatía. 

A continuación, expondré algunas recomendaciones que nos pueden ayudar a proteger la salud mental de nuestros niños y aprovechar las oportunidades de aprendizaje:

Establece una rutina diaria 

Los niños necesitan rutinas, y especialmente en los momentos de incertidumbre. Las rutinas les permiten tener una sensación de control sobre su vida, ya que les posibilita saber lo que va a ocurrir en cada momento. 

Mediante una reunión familiar, acordad unos horarios que incluyan: hábitos de sueño, alimentación e higiene, actividades y juego (libre y en familia), cooperación en las tareas del hogar y expresión de emociones.

Sé flexible

Ni los padres ni los niños somos robots, por lo tanto, cierto grado de flexibilidad dentro de la rutina también es importante. Especialmente si es para realizar actividades que ayuden a mejorar nuestro estado de ánimo.

Ayúdale a gestionar el miedo

El miedo es una emoción que surge para protegernos de un peligro y, en situaciones nuevas, es normal que se active. Estos días nuestros pequeños están preocupados porque perciben una situación de alerta: les hemos sacado de sus rutinas, no pueden ver a sus amigos ni acudir a sus lugares de ocio y escuchan la palabra «muerte» con mayor frecuencia. 

Es muy importante no negar sus emociones, con frases del tipo: «no tengas miedo, es una tontería”. Eso no ayuda en absoluto al niño, más bien hace que se sienta incomprendido, solo y desorientado. 

En su lugar, escucha lo que te dice, acepta, valida y legitima su miedo. Transmítele confianza, seguridad y protección y ayúdale a buscar herramientas para hacerle frente.

Algunas ideas que pueden ser útiles son las siguientes:

Si tú también estás asustado, díselo: Sentir miedo no es ser débil, es una forma de mostrase humano y trasmitirle al niño que sentirse así es normal, que no pasa nada y que podemos hacerle frente. 

Dibujar el virus una o dos veces por semana les ayuda a gestionar su miedo: Podemos hacer preguntas sencillas como: “explícame cómo es el virus que has dibujado”, “¿y estos dientes?”, “¿te da miedo?”, “¿qué es lo que te asusta?” que ayudarán al niño a expresar y manejar sus emociones.  Si tenemos plastilina en casa podemos también hacer virus de plastilina y luego jugar a aplastarlos como una catarsis contra el miedo que ayudará al niño a sentirse poderoso. 

Evita ver las noticias con los niños: En la televisión se muestran imágenes y palabras que pueden tener un impacto psicológico en ellos. No necesitan conocer el recuento diario de muertos ni ver imágenes de “abuelos” como los suyos, intubados. Es suficiente con que nosotros les expliquemos la situación de forma honesta y estemos abiertos a responder cualquier duda que puedan tener. ¡No es un tema tabú!

Mantener el contacto con sus seres queridos: Las llamadas o videollamadas son una buena opción. 

Muestrales la importancia y el valor de las personas que salen a sus puestos de trabajo para protegernos cada día. 

Tómate un respiro: Haz turnos con tu pareja o establece una hora al día para que vean la televisión y puedas tener algo de espacio para ti. ¡Cuida de ti para poder cuidar de ellos!

Explícales que es el momento de devolver nuestros cuidados a los abuelos: ellos cuidan de los niños y ahora tenemos el compromiso de protegerles a ellos.

Esperamos que estas pautas os puedan ayudar en estos días complicados. En caso de dudas o de que la situación os desbordara emocionalmente no dudéis en conectar con nosotras, estaremos a vuestra disposición vía online. ¡Mucho ánimo para todos!

 

 

Beatriz Álvarez Reguera

Psicóloga en Tu Psicoterapia Madrid