Creencias irracionales

Creencias irracionales: ¿Qué son y cómo influyen en tu vida?

Las creencias irracionales son, según Alber Ellis, máximo exponente de la terapia racional emotiva conductual (TREC); pensamientos evaluativos de carácter dogmático e inflexible, que se expresan de manera rígida con términos como debería o tendría que. Estas cogniciones generan emociones negativas que según el grado de intensidad que tengan obstaculizan el camino de las personas para poder conseguir las metas que se hayan propuesto en relación a su felicidad ¿Quieres saber más?

¿Cúando desarollamos las creencias irracionales?

Las comenzamos a desarrollar en la infancia, cuando empezamos a moldear nuestra realidad y los adultos que nos cuidan nos mandan los mensajes que consideran que nos van a ayudar para poder desarrollarnos como personas. Siempre, en terapia, digo que lo han hecho queriendo ayudarnos (en la mayoría de los casos), lo que ocurre es que no son conscientes de que cada mensaje pasa por la lógica propia de cada uno y pueden ser muy dañino. Por ejemplo, muchas personas se sentirán identificadas con el mensaje de «si no me das un beso, no te voy a querer». Este mensaje lo hemos recibido en la infancia demasiadas veces y esto ha provocado que, de adultos, al relacionarnos social o profesionalmente pensemos de manera automática «Si no hacemos lo que la otra persona necesita puede dejar de querernos»…¿Te suena?

Otro ejemplo de mensaje irracional que hemos recibido es «Ten cuidado, no sabes nunca lo que va a pasar». Esto de pequeño no te afectaba, porque la fortaleza de la curiosidad hacía de amortiguador, pero cuando llega la vida adulta hace que muchas de nosotras desarrollemos ansiedad por el futuro.

¿Cómo se desencadenan las creencias irracionales en la vida adulta?

Espero poder hacer una explicación sencilla para algo muy complejo,que determina lo que ocurre para que se desarrollen casi todos los procesos psicológicos que vienen a terapia.

Como he escrito anteriormente de pequeñas vamos recibiendo mensajes que se guardan en nuestra memoria, y que se quedan como si fuera una caja, cerrada. Pasan años y, normalmente en la adolescencia, aunque en ocasiones en la vida adulta, se produce un acontecimiento (relación de pareja, comienzo de la universidad) que nos produce malestar y no sabemos como enfrentar. En ese momento comienzan a activarse las creencias irracionales y empiezan a manejar como nos relacionamos con el mundo, activando pensamientos automáticos negativos, emociones negativas y conductas que no nos ayudan para resolver nuestra situación.

¿En torno a que cuatro formas de pensamiento irracional giran estas creencias?

No quiero poner la lista de creencias irracionales, porque Albert Ellis identificó hasta una lista de 200 creencias que originarían los problemas psicológicos que nos llevan a consulta, como la ansiedad, depresión o las obsesiones, y este artículo se haría muy largo.
Sí que me gustaría resaltar las cuatro formas de pensamiento irracional alrededor de las que giran todas las creencias:

1. Demandas o exigencias: Debería conseguir este trabajo para ser feliz. Si mi madre me quiere debe de llamarme todos los días.
2. Catastrofismo: Si no consigo triunfar con mi negocio será un desastre.
3. Baja tolerancia a la frustración: No puedo soportar que me digan que no a la subida de sueldo, no podría aguantarlo.
4. Condena a la valía humana: No he conseguido finalizar el artículo, soy un desastre. No me han traído el paquete que pedí, es un trabajador pésimo.

 

Trabajar las formas y creencias irracionales es el comienzo para poder generar un cambio en tu vida ¡Espero que os haya gustado este artículo!

Blanca de Lamo Guerras
Psicóloga y Terapeuta de Pareja en Tu Psicoterapia Madrid