qué es el bullying- Blanca de Lamo, Psicóloga en Prosperidad, Madrid

¿Qué es el bullying?

¿Qué es el bullying? El bullying o acoso escolar es cualquier forma de maltrato que se da entre niños y adolescentes de forma reiterada a lo largo del tiempo. Este proceso de características psicológicas y sociales es una de las preocupaciones más frecuentes en los padres, ya que muchas veces sentimos que no podemos controlar las conductas de nuestros hijos o creemos que no podemos ayudar a que no ocurra.

Tipos de bullying

Hasta el momento, se han identificado 6 tipos de bullying, siendo común que se ejerzan varios contra una misma persona.

  • Físico: Es el más común entre los chicos. Incluye cualquier daño intencionado hacia el cuerpo y/o las pertenencias de la víctima.
  • Psicológico: Son aquellas acciones dirigidas a dañar emocionalmente a la víctima y aumentar su temor. Persecución, intimidación, amenazas, chantaje…
  • Verbal: Es el más común en las chicas. Son acciones no corporales con la finalidad de discriminar. Insultar, poner apodos,burlarse…
  • Social: Pretende aislar al joven del resto del grupo. Negarse a hablarle o ignorarle, difundir rumores o mentiras, no permitirle que participe en actividades e impedir su relación con el grupo.
  • Sexual: Se presenta un asedio, inducción o abuso sexual, referencias malintencionadas a partes íntimas de la víctima y/o comentarios homófobos.
  • Cibernético: Es cualquier acto de humillación o intimidación a través de las nuevas tecnologías. Insultos, suplantaciones de identidad, fotografías o vídeos inadecuados para perjudicar a la víctima…

Factores de riesgo del bullying

En los estudios sobre acoso escolar, se han encontrado algunos factores que parecen aumentar su probabilidad de aparición. Es importante aclarar aquí que las víctimas nunca son culpables ni responsables del acoso, pero sí se han identificado ciertos factores que son necesarios tener en cuenta para hacerlo lo mejor posible como profesionales y padres.

La víctima suele tener características físicas o culturales diferentes a los de la mayoría, discapacidad física o psíquica y baja autoestima.

El niño o adolescente agresor suele tener falta de empatía, baja autoestima, impulsividad, fracaso escolar, consumo de alcohol y drogas, trastornos psicopatológicos de la conducta, violencia intrafamiliar, entorno sociocultural bajo y fuerza física.

¿Cómo detectar el bullying?

En la victima: Faltas de asistencia recurrentes, disminución del rendimiento escolar,síntomas depresivos, negación a ir al colegio, aislamiento, llanto repentino y reacciones emocionales aparentemente extremas.

En el agresor: Cualquiera de las conductas expuestas en los tipos de bullying.

¿Qué hago como padre o madre de la víctima de bullying?

  • Presta atención a sus estados emocionales, a los cambios en el rendimiento escolar y observa si tiene dolencias recurrentes como dolor de estómago o jaqueca.
  • Escúchale y haz que se sienta comprendido. No le presiones, no le juzgues.
  • Mantén la calma. Trasmítele tranquilidad y seguridad.
  • Recuérdale que no es culpable. Todas las personas tenemos derecho a ser respetados y protegidos ante la violencia. ¡Nada justifica la violencia!
  • Dile lo valiente que ha sido al contártelo y lo orgulloso/a que te sientes de él o ella por hacerlo. Aumenta su autoestima, ayúdale a reconocer sus capacidades y habilidades.
  • Comunica la situación en el colegio.
  • Recomiéndale que no responda a las agresiones.
  • Pide ayuda a profesores y psicólogos.
  • Involucra a los profesionales de la justicia que sean necesarios para proteger a tu hijo.

¿Qué hago como padre o madre del agresor?

  • Investiga por qué tu hijo/a es un acosador/a y ayúdale a canalizar la agresividad.
  • No culpes a los demás de la mala conducta de tu hijo/a.
  • Déjale claro que la conducta de acoso no está permitida por la familia.
  • Déjale claro lo qué ocurrirá si la conducta de acoso continúa.
  • Demuéstrale que le sigues amando, pero desapruebas su comportamiento.
  • Enséñale buenas conductas.
  • Anímale a que reconozca su error y pida perdón a la víctima. Elogia sus buenas acciones.
  • Pide ayuda a profesores y psicólogos.

¡Espero que os haya ayudado a saber más!

Beatriz Reguera Álvarez

Psicóloga en Tu Psicoterapia Madrid