Entradas

El poder de las expectativas: Profecías autocumplidas

Tenemos arraigados las auto expectativas mucho antes de tener uso de razón. Desde antes de nacer nuestro entorno especula sobre cómo seremos: ¿será niño o niña?, ¿de qué color serán sus ojos?, ¿cómo será su personalidad?, ¿a qué se dedicará en el futuro? Este es el inicio de las llamadas profecías autocumplidas. Leer más

Asertividad: Un buen estilo comunicativo

Es muy importante, a la hora de comenzar el entrenamiento psicológico en asertividad, identificar los tres estilos básicos en toda conducta que se da en un ámbito interpersonal. Leer más

Perfección: Una creencia irracional

El perfeccionismo, el cual puede generar ansiedad, se compone de varias creencias irracionales y pautas de hábito aprendidas que se desarrollan durante la infancia y la adolescencia. Estas creencias no son difíciles de identificar, ya que están dentro de nuestro lenguaje, de lo que nos decimos a nosotros y lo que les transmitimos a los demás. En este artículo quiero mostraros algunas ideas irracionales sobre la perfección y algunas pautas para modificarlas. Leer más

¡Aumenta tu autoestima!

Aumenta el número de cosas positivas que piensas

La práctica adquirida en estos años me ha hecho mantener lo aprendido en la carrera de psicología: La repetición continuada de una idea pasa a formar parte de tu sistema de creencias. Los trastornos de autoestima suelen estar sostenidos por las evaluaciones negativas que las personas se hacen a sí mismas. Por lo tanto, si hemos aprendido a hacernos esas evaluaciones podremos, a través de terapia psicológica, aprender a hacer lo contrario, haciendo lo siguiente: Leer más

Técnicas para manejar las críticas de los otros

Pregunta sobre la crítica

Siempre que te hagan una crítica pide a la persona que la hace que te dé detalles sobre la misma y que te diga exactamente lo que has hecho mal y qué haría ella. Si esa persona no te aporta detalles o te dice que no sabe exactamente qué es lo que está fallando es posible que la crítica no sea válida y puedas desecharla. Os pongo un ejemplo que me ocurrió una vez y que es muy clarificador: Una amiga, hablando sobre mi web, me dijo: “Oye, la verdad es que creo que tu web es un poco sosa”. De primeras, sentí algo de tristeza, porque una amiga que me importa me había dicho que mi web, mi proyecto personal, no le gustaba pero inmediatamente le pregunté “¿Cuáles son las partes que te parecen sosas? ¿El color? ¿El texto? Leer más