atención plena

Cómo poner atención plena para mejorar mi relación de pareja

La atención plena se ha puesto de manifiesto estas últimas décadas. Bien sabemos que se puede aplicar en distintos ámbitos y uno de ellos en las relaciones de pareja para que haya una mejora en el vínculo.

La relación de pareja es una de las cosas más importantes de nuestra vida por la intimidad emocional que se crea. Una relación sana nos enriquece y nos da felicidad. Al contrario, nos afectaría negativamente. Es imprescindible aplicar la atención plena para prevenir el desgaste y ayudar a establecer un vínculo de calidad. 

La atención plena consiste en llevar la conciencia total a una experiencia, es decir, estar presente en todo momento. Con la práctica, conseguiremos decidir cuándo queremos prestar atención sobre alguien u otra cosa. Nos ayuda a tomar decisiones sabiendo cómo nos sentimos o qué pensamos. Somos más conscientes de los sesgos cognitivos y, al prestar más atención, podemos cambiarlos si queremos.

¿Y Para qué sirve aplicar la atención plena en la pareja?

La atención plena sirve para evitar conflictos y disputas que se generan por la falta de atención o descuidos.

Cómo bien sabes, ya hablé en mi anterior artículo sobre el mindfulness por si te interesa saber más sobre ello.

| Cómo utilizar la atención plena en pareja

 

Conocer a tu pareja en todos los aspectos, cuáles son sus gestos cuando siente ciertas emociones es de gran ayuda para sentirnos más conectados el uno con el otro. El primer paso para comenzar a utilizar la atención plena es observar bien a tu pareja para conocer su situación emocional en cada momento a través de su lenguaje no verbal. 

Aunque no sólo has de conocer a tu pareja sino debes aplicar una serie de comportamientos y cambios básicos para poder establecer toda la atención en ella.

  • Ofrecer atención y presencia. Muchas veces caemos en el error de estar con alguien y durante ese momento estamos pensando en otras cosas o mirando el móvil. La atención plena nos ayuda a ser más conscientes y estar en el presente, involucrarnos con todos los sentidos y prestar toda la  atención posible al otro. Es muy importante establecer mayor conexión con el compañero sentimental.
  • Aceptar al otro. Cuando queremos que nuestra pareja cambie su actitud, conducta o forma de pensar surgen los conflictos. Aceptar tal y como es es sinónimo de respeto. Uno de los principales requisitos para un cambio positivo en pareja es aceptar.
  • Gestionar las emociones negativas. A veces cualquier gesto o actitud nos resulta ofensivo o amenazante y estamos a la defensiva rápidamente. La atención plena nos ayuda a controlar esa reacción y, por tanto, a decidir cómo llevar la situación evitando conflictos innecesarios.
  • Conocernos mejor. La atención plena nos ayuda a identificar y conocer mejor las emociones y necesidades de nuestra pareja, al igual que las nuestras propias. 
  • Evitar patrones de pensamientos rígidos. Es importante que la relación no caiga en la monotonía. Asique aplicar atención plena nos da la posibilidad de desarrollarnos como pareja y no mantenernos en una actitud estática, sino lo contrario, adaptarnos a los cambios que se puedan ir generando a lo largo de la relación.

En definitiva, el mindfulness o atención plena nos hace ser más conscientes y prestar más atención a nuestra pareja. Vivir con más intensidad el presente favorece el vínculo con la persona que compartes todo, porque permite integrar dos personalidades en una y ser mucho más feliz.

 

 

¡Gracias por leerme!